Carlos Guadián

Comunicación Digital

Formación

Data Analysis

Análisis de Redes Sociales (ARS)

Creación de contenidos

Desarrollo Web (Wordpress)

Transformación Digital

Carlos Guadián

Comunicación Digital

Formación

Data Analysis

Análisis de Redes Sociales (ARS)

Creación de contenidos

Desarrollo Web (Wordpress)

Transformación Digital

CluPad

8 formas en que las redes sociales distorsionan la realidad

abril 25, 2022 CluPad
8 formas en que las redes sociales distorsionan la realidad

Que Internet, las Redes Sociales y las burbujas en las que nos meten distorsionan la realidad no es ninguna novedad. Recibimos constantes impactos de información – verdadera o no -, nos reafirmamos en nuestras creencias y desestimamos todo aquello que no nos encaja, extremamos las opiniones, dejamos de creer en los medios, nos enganchamos con ríos infinitos de videos y actualizaciones y todo un sinfín de cosas que lo único que hacen es volvernos idiotas.

Suscríbete a CluPad

En su último número de Catalyst, Center for Human Technology enumera 8 formas en las que las Redes Sociales distorsionan la realidad:

  1. La distorsión de la emoción extrema 🥵 se produce cuando los usuarios tienen acceso a cantidades prácticamente ilimitadas de contenido personalizado y emocional, cualquier usuario puede encontrar pruebas abrumadoras para sus creencias más profundamente arraigadas. Esta situación crea puntos de vista contradictorios «basados en la evidencia», lo que aumenta la animosidad y la fractura de nuestro sentido colectivo.
  2. La distorsión por exceso de información 🤯 (aka infoxicación) ocurre cuando los algoritmos y los bots inundan con información a los usuarios en función de su probabilidad de participar en ella, lo que hace que los usuarios crean que lo que es popular (por ejemplo, los hashtags, los comentarios, las tendencias) es el consenso público, cuando en realidad también puede ser una distorsión manipulada.
  3. La Distorsión de Micro-Targeting 🔬 ocurre cuando los anunciantes envían mensajes personalizados y emocionalmente resonantes -y a veces opuestos- a distintos grupos de personas, lo que da lugar a micro-realidades individualizadas que pueden generar conflictos sociales.
  4. La distorsión de la indignación moral 😱 se produce cuando los algoritmos que maximizan el compromiso amplifican el contenido con carga emocional y moralizante. Esto da lugar a la polarización, a la caracterización errónea de «la otra parte» y a la percepción de una mayor indignación moral a nuestro alrededor de la que realmente existe.
  5. La distorsión del contenido atractivo 🤩 ocurre cuando las plataformas de medios sociales incentivan la competencia para crear más contenido viral. Esto se traduce en una mayor frecuencia de publicación, un lenguaje más hiperbólico y una mayor publicación de opiniones extremas, incluyendo teorías conspirativas e información fuera de contexto.
  6. La distorsión del antiperiodismo 🚫 se crea cuando las plataformas de medios sociales obligan a las organizaciones de noticias de renombre a competir en un entorno que premia los titulares clickbait y la retórica polarizadora, lo que resulta en una información menos reflexiva y con menos matices.
  7. La distorsión de la deslealtad 😡 se produce cuando los usuarios de las redes sociales públicas intentan comprender o expresar compasión por el «otro» bando y son atacados por su «propio» bando por hacerlo.
  8. La distorsión de la otredad 👹 se produce cuando los algoritmos amplifican el contenido divisivo, negativo y fuera de contexto sobre determinados grupos. Esto incentiva el contenido «ajeno», haciendo que deshumanicemos a los demás y los veamos como indignos de nuestra comprensión.
Te puede interesar  Depresión y redes, una lucha entre algoritmos

Infoxicación, microrealidades

Estas 8 maneras de distorsionar la realidad las podemos resumir en que hay un exceso de contenidos (infoxicación) condicionados por lo que quieren los algoritmos y que el principal efecto que producen es que convierten la microrealidad de cada usuario en algo que pensamos que es genérico.

Siempre me han fascinado aquellos que en redes clamaban al cielo porque los medios no se hacían eco de aquello que inundaba su timeline, sin darse cuenta que su realidad, no tiene porque ser la de todo el mundo.

Una breve reflexión final sobre el uso de las emociones (y la política)

Otro elemento que siempre me ha llamado la atención es el uso de las emociones. En este caso para distorsionar la realidad, en el de la publicidad para vender y en el de la política para hacer todo eso y más. Pienso (creo) que una política guiada por las emociones podrá ganar votos, pero no es la política que nos conviene. Esa política emocional polariza, como hacen las emociones en Redes Sociales. Deja de lado la razón, los argumentos y sólo alimenta a la bestia que llevamos dentro.

Se aboga mucho por la política de las emociones o como gestionar las emociones en política. En estos dos libros que os he enlazado, el primero de Toni Aira y el segundo de Antoni Gutiérrez-Rubí encontraréis ejemplos de como se ha utilizado y utiliza la emoción en política. Pero la conclusión es que en política igual que en las Redes Sociales, las emociones distorsionan la realidad. Saber entenderlas y gestionarlar es la clave, pero no sólo para los políticos y los partidos, también para la ciudadanía.

Taggs:
Escribe un comentario