Carlos Guadián

Comunicación Digital

Formación

Data Analysis

Análisis de Redes Sociales (ARS)

Creación de contenidos

Desarrollo Web (Wordpress)

Transformación Digital

Carlos Guadián

Comunicación Digital

Formación

Data Analysis

Análisis de Redes Sociales (ARS)

Creación de contenidos

Desarrollo Web (Wordpress)

Transformación Digital

CluPad

El verdadero poder de las Redes Sociales

El verdadero poder de las Redes Sociales

Son muchas las voces que vienen diciendo que las grandes empresas de tecnología acumulan mucho poder. El control de la información les proporciona la capacidad de poder cambiar una sociedad. Desde facilitar la incubación y propagación de una idea a poder desterrarla del ámbito público si así lo consideran necesario.

Suscríbete a CluPad

Estos días hemos visto como han hecho callar al mismísimo presidente de los Estados Unidos. La consideración que son ya el quinto poder es cada vez más palpable. Y no es solo una cuestión de control de contenidos inapropiados, que inciten a la violencia o que den rienda suelta al discurso del odio. Si son capaces de hacer callar a un jefe de gobierno, ¿qué no podrán hacer con voces individuales?

Una de las voces más relevantes que han criticado la decisión de suspender los perfiles de Trump ha sido Merkel. Se sumó a la de muchos otros que ven con ojos críticos el hecho en sí que supone que una empresa pueda acallar la voz del representante de una nación. Hoy sin ir más lejos se ha sabido que Polonia hará que sea ilegal lo que le ha pasado a Trump, según el primer ministro, Mateusz Morawiecki:

«Los algoritmos o los propietarios de los gigantes corporativos no deberían decidir qué puntos de vista son correctos y cuáles no»

Por lo tanto el problema reside en el poder que tienen las plataformas de conformar la opinión conforme a sus propias reglas. Pero aún podemos ir un poco más allá y reflexionar sobre el problema de la desinformación y del discurso del odio que se propaga por las redes. Según la Universidad de Oxford cada vez son más los gobiernos implicados en la distribución de campañas de desinformación. Y es que en el fondo la suspensión de los perfiles de Trump esconden el gran problema de la manipulación en Social Media.

Si las redes definen unas normas, a las que los gobiernos quieren estar por encima para que no puedan controlar sus campañas de desinformación, nos encontramos irremediablemente con un uróboro.

El éxodo digital

El cierre de cuentas y el acceso a RRSS limitado puede ralentizar la propagación de las mentiras, el odio y la propaganda. Pero prohibir la comunicación digital sobre los ideales no prohíbe los ideales en sí mismos. Es un proceso más profundo y complejo. Las ideas que acompañan a los seguidores de MAGA o de Qanon son más que unas simples cuentas en redes sociales.

¿Estamos ante un efecto bola de nieve? Casi todas las redes llevan tiempo llevando a cabo acciones para luchar contra el discurso del odio, pero el asalto al Capitolio parece un detonante que le da máxima visibilidad. Le ha llegado el turno a Telegram que ha anunciado el cierre de numerosos canales relacionados con el supremacismo blanco.

Y a Parler le están haciendo el vacío, le castigan con la indiferencia. AMZ lo ha expulsado de sus servidores y ahora no encuentra proveedor. ¿Encontrará refugio en algún paraíso digital? Me viene a la cabeza que pueda ser una carta en la guerra digital soterrada que se está llevando a cabo. No me extrañaría que apareciera en los servidores de algún país que no le importe meter un poco más de cizaña en Estados Unidos.

Te puede interesar  Dunbar y su número mágico: 150

También SnapChat oficializa la suspensión definitiva del perfil de Trump. Me pregunto como lo hará para tener de nuevo altavoz en RRSS ¿Quedará condenado a redes periféricas? o ¿buscará la atención mediática en los medios tradicionales?

De momento Trump ha podido volver a estar en Twitter gracias a @WhiteHouse. La clave: mantener un discurso correcto que no es inflamatorio, sino todo lo contrario. Presenta a Trump denunciando la violencia, la violación de la ley y el vandalismo.

Pero la búsqueda de nuevas redes, de nuevos espacios digitales ha empezado. No sé si los Qanon y pro trumpistas conseguirán colonizar redes generalistas, de momento se refugian en Gab y Telegram.

Y el problema para muchos de estos usuarios no va a estar solo en el ámbito digital. El miedo a lo que pueda ocurrir en la «inaguration week» en la que Biden debe tomar posesión del cargo va más allá de las RRSS. Plataformas como AirBNB se blindan ante posibles responsabilidades y han cancelado todas las reservas en Washington DC para esa semana.

Los Simpson ya lo dijeron

Parece que Trump quería darse de alta en Parler como PersonX cuando le suspendieron el perfil en Twitter.

Mr. X fue un sitio web hecho por Homer después de que su primer sitio web no lograra muchos éxitos. Se utiliza para difundir chismes y noticias a los ciudadanos de Springfield.

¿Os suena de algo?

Una gráfica

El impeachment de Trump ya acumula el 50% de los procesos de destitución a presidentes en Estados Unidos.

Vía FlowingData

Noticias que no debes dejar escapar

Taggs: