Carlos Guadián

Comunicación Digital

Formación

Data Analysis

Análisis de Redes Sociales (ARS)

Creación de contenidos

Desarrollo Web (Wordpress)

Transformación Digital

Carlos Guadián

Comunicación Digital

Formación

Data Analysis

Análisis de Redes Sociales (ARS)

Creación de contenidos

Desarrollo Web (Wordpress)

Transformación Digital

CluPad

Dark Patterns o como obligarte a hacer lo que no quieres

Dark Patterns o como obligarte a hacer lo que no quieres

Los Dark Patterns o Patrones Oscuros, es un término acuñado por Harry Brignull en 2010. Los Patrones Oscuros son formas de manipular a las personas para que, ante una decisión, elijan la opción que tú quieres, incluso aunque estén en contra.

Qué son los Patrones Oscuros

Suscríbete a CluPad

Creo experiencias de este tipo hemos tenido todos. Querer cerrar una suscripción, o que se amplíe un período de prueba y empiecen a facturar sin haber avisado o incluso realizar una compra haciendo clic en el botón equivocado. Este tipo de prácticas no son exclusiva del entorno web. Aquellos que somos más viejunos podemos recordar lo fácil que era darse de alta de una operadora de telefonía y lo complicado que resultaba darse de baja o cambiarse a otra de la competencia. Son prácticas que por activa elevan el coste de una determinada acción con el objetivo que no se lleve a cabo.

Dark Patterns o Patrones oscuros los encontramos en multitud de servicios y plataformas. Las cookies de Facebook, el intentar daros de baja de Amazon o el empujón a la compra compulsiva que hace Booking. Lo que hacen ni más ni menos, es jugar con las limitaciones cognitivas de la gente para obtener beneficios. Evidentemente no son prácticas muy éticas, aunque la mayoría son legales.

Tipos de patrones oscuros

Los principales tipos de Dark Patterns existentes son:

  • Preguntas trampa: Mientras rellenas un formulario, respondes a una pregunta que te engaña para que des una respuesta que no tenías prevista. Algo que ya es habitual también en las encuestas para dirigir las respuestas a un determinado terreno.
  • Colarse en la cesta: Usted intenta comprar algo, pero en algún momento del proceso de compra el sitio introduce a hurtadillas un artículo adicional en su cesta. También pasa en el mundo real. Hace un par de años me fui de viaje a Croacia y alquilé un coche, sin darme cuenta me incluyeron un seguro de viaje internacional por si salía fuera del país sin haberlo pedido. Lo incluyeron en la documentación sin avisar. Pagué más del doble por el seguro que por lo que me costó el coche toda una semana.
  • Motel de cucarachas: Te das de alta de un servicio fácilmente, pero luego te resulta difícil salir de ella (por ejemplo, una suscripción premium). Lo que hemos comentado de Amazon.
  • Zafarrancho de la intimidad: Te engañan para que compartas públicamente más información sobre ti de la que realmente pretendías. Llamado así por el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg. Y es que sin tus datos no pueden vivir. Un ejemplo reciente. Los avisos que les aparecen a los usuarios de IOS para permitir el seguimiento por parte de Facebook indicando que si no aceptas, la aplicación incluso podría llegar a ser de pago.
  • Evitar la comparación de precios: Se dificulta la comparación del precio de un artículo con otro, por lo que no se puede tomar una decisión informada.
  • Despiste: El diseño centra a propósito su atención en una cosa para distraer su atención de otra. Cambiar en un momento el color del botón aceptar para llevarte al sitio que quieren.
  • Costes ocultos: Llegas al último paso del proceso de compra y descubres que han aparecido cargos inesperados, por ejemplo, gastos de envío, impuestos, etc.
  • Cebo y cambio: Te propones hacer una cosa, pero en su lugar ocurre otra diferente e indeseable.
  • Confirmar la vergüenza: Es el acto de obligar al usuario a aceptar algo. La opción de rechazar está redactada de tal manera que avergüenza al usuario para que acepte.
  • Anuncios disfrazados: Anuncios que se disfrazan de otro tipo de contenido o de navegación para que el usuario haga clic en ellos.
  • Continuidad forzada: Cuando la prueba gratuita de un servicio llega a su fin y se empieza a cargar en tu tarjeta de crédito de forma silenciosa y sin previo aviso. En algunos casos, esto se agrava al dificultar la cancelación de la suscripción.
  • Spam de amigos: El producto solicita tu correo electrónico o permisos de redes sociales bajo el pretexto de que se utilizará para un resultado deseable (por ejemplo, encontrar amigos), pero luego envía spam a todos tus contactos en un mensaje que dice ser tuyo.
Te puede interesar  📣 El gota a gota de la manipulación

El siguiente vídeo seguro que os hace reconocer alguno de estos patrones oscuros a los que os habréis enfrentado.

La lucha contra los Dark Patterns

Hace un par de años en Estados Unidos un par de senadores presentaron el Acta Detour «un proyecto de ley bipartidista diseñado para prohibir que las aplicaciones y los sitios web utilicen trucos de psicología conductual engañosos para obtener acceso a sus datos personales». En 2020 California aprobó una ley que ya mencionaba directamente estos patrones oscuros para impedir que las empresas obtengan más información de la necesaria de sus usuarios.

Por lo que respecta a Europa a pesar de la RGPD no hay una legislación sobre el tema, y me extraña. Es un tema que se debería regular y no solo por lo que respecta a estas tácticas de manipulación que pretenden sacar un beneficio de los usuarios. En estos momentos son prácticas bien detectadas en el ámbito web, de compras, de suscripciones, incluso fuera del ámbito de Internet como ya he comentado durante el artículo.

El funneling o canalización de usuarios que manipula debería estar prohibido. Se debería exigir total transparencia y claridad en todos los pasos y sobre todo dar la misma facilidad para darse de baja de un servicio, que para darse de baja.

Taggs:
Escribe un comentario