Carlos Guadián

Comunicación Digital

Formación

Data Analysis

Análisis de Redes Sociales (ARS)

Creación de contenidos

Desarrollo Web (Wordpress)

Transformación Digital

Carlos Guadián

Comunicación Digital

Formación

Data Analysis

Análisis de Redes Sociales (ARS)

Creación de contenidos

Desarrollo Web (Wordpress)

Transformación Digital

CluPad

Sois idiotas y al final del invierno estaréis muertos

noviembre 23, 2021 CluPad, ComPol
Sois idiotas y al final del invierno estaréis muertos

Las formas en comunicación política han evolucionado en estos últimos meses respecto del tema de la vacunación. Hemos pasado de estrategias de incentivación como las apps de citas, regalos o beneficios varios ofrecidos por empresas, a un discurso mucho más duro y que ha dejado de ser políticamente correcto.

Suscríbete a CluPad

Incentivar la vacunación

En junio casi todas las estrategias pasaban por ofrecer algún beneficio para aquellos que optaran por una vacunación voluntaria, aunque ya se estaba barajando la posibilidad de obligar a determinados grupos como los trabajadores del sector sanitario.

Ya por entonces se empezaban a vislumbrar programas más punitivos, como el que se puso en marcha en el Punjab que bloqueaba la tarjeta SIM de aquellos que no se vacunaran.

Uno de los argumentos que se ponían encima de la mesa para no forzar una vacunación obligatoria es que podía hacer crecer la resistencia a vacunarse a ciertos grupos y a proporcionar argumentos a los antivacunas.

Pero llegados al punto en el que nos encontramos ya se constata que el 60% de los ingresados en las UCI (en España) son no vacunados.

Vista la situación en la que se encuentran algunos países es lógico empezar a aceptar que la vacunación forzosa (como en Austria) va a ser algo que tarde o temprano vamos a ver en nuestra propia casa.

Y por supuesto la extensión del uso del pasaporte covid también se va a imponer pese a aquellos que se niegan a vacunarse y se dicen discriminados.

Idiotas que estarán muertos

Estos, los que no se vacunan y no quieren ser discriminados, son los que están provocando el cambio más radical en las formas de la comunicación política.

Están provocando que deje de ser políticamente correcta y que representantes políticos de primer nivel como el primer ministro holandés Mark Rutte llame idiotas a los manifestantes anticovid.

Otro ejemplo reciente es el ministro alemán de salud, Jens Spahn, que ha declarado lo siguiente:

Al final de este invierno estaremos todos vacunados, curados o muertos.

ABC

Desde luego llamar idiotas a una parte de la población, o decirles que estarán muertos si no se vacunan no es la mejor estrategia en comunicación política para ganarse a futuros votantes. Y es que de estos que no se quieren vacunar los hay de todos los colores, aunque como vamos a ver, de unos colores más que otros.

Te puede interesar  👨‍💻 La importancia de los detalles en comunicación política

El perfil de los idiotas

No son solo antivacunas aquellos que se niegan a vacunarse y a aceptar las restricciones por no hacerlo. O al menos no como un perfil único que pudiera aglutinarse bajo una ideología. Según un reciente estudio del CIS:

Los datos dibujan un retrato transversal de las personas que no se han inmunizado: están presentes en zonas urbanas y rurales, clase alta y baja u hombres y mujeres, pero son más numerosos en ambientes conservadores, entre jóvenes y población migrante

eldiario.es

Pero pese a esta transversalidad lo que sí que empieza a quedar claro es que los negacionistas y antivacunas en su mayoría son cercanos a ideologías de extrema derecha. Según el mismo estudio del CIS:

Frente al 4,8% que admitieron no haberse vacunado todavía a nivel nacional, entre los votantes de Vox este porcentaje sube hasta el 10,5%. En comparación, solamente no se ha vacunado el 4% que votó al PP o a Unidas Podemos y el 2,1% que eligió al PSOE. Otro dato interesante: un 9,5% de los que se abstuvieron declaran no haber recibido ningún pinchazo.

Y no es algo que ocurra solo en España. En Estados Unidos son los republicanos los que prefiere la COVID. En Francia son los que encabezan las protestas por las medidas anti covid. En Austria es el Partido de la Libertad, de extrema derecha el que realiza las convocatorias de protesta contra el confinamiento de los no vacunados y el confinamiento.

Los idiotas no tienen una ideología única, son transversales y lo que los caracteriza es que son poco inteligentes. Las vacunas han demostrado ser efectivas y seguras. Si no fuera por ellas no podríamos tener una vida casi similar a la que teníamos antes de la pandemia y el problema es que no hay más ciego que el que no quiere ver. Por eso como he dicho previamente me parece que la vacunación obligatoria y tener que tirar de pasaporte covid va a ser algo habitual en muchas partes del mundo.

Taggs:
2 Comentarios
  • Pedro 5:33 pm noviembre 23, 2021 Responder

    Al final no me queda claro si yo soy un idiota, pues estoy vacunado pero no me convence la obligatoriedad de vacunarse.
    En todo caso, acepto ser un idiota, pero no me apetece mucho que me llame así alguien que ni siquiera me conoce, sea ministro, bloguero o el vecino del quinto.

    • Carlos Guadián 2:37 pm noviembre 30, 2021 Responder

      Lo de idiota lo decía Mark Rutte por los no vacunados… Y respecto del tema de la obligatoriedad es un tema delicado y que desde mi punto de vista se debería hacer de manera quirúrgica.

Escribe un comentario